Buthus occitanus (escorpión Languedoc)

Buthus occitanus es una especie de escorpiones de la familia Buthidae, de la Clase de los Arácnidos, Filo Artrópodos (Subfilo Quelicerados).

Descripción

Es de color amarillento, de un tono oscuro en el dorso y más claro en el resto del cuerpo, con un tamaño de unos 8 a 15 centímetros con la cola. Su cuerpo se divide en un cefalotórax o prosoma y un opistosoma o abdomen(que a su vez se divide en un preabdomen o mesosoma, formado por siete segmentos, y un postabdomen, metasoma o cola constituido por cinco segmentos terminados en un aguijón). En la parte frontal del cefalotórax, se insertan un par de ojos medios, y de 2 a 5 pares de ojos destinados a la captación de luz (ocelos) en los laterales. Su primer par de apéndices son los quelíceros, usados en la alimentación. El segundo par de apéndices son dos pedipalpos grandes modificados en pinzas, que tienen varias funciones, como capturar presas, alimentación, cavar, aparearse, y defensa. Posee 4 pares de patas marchadoras, cada una con ocho artejos, cuya función es la locomoción y excavación. Sobre el lado ventral del abdomen están los curiosos peines, órganos sensoriales táctiles utilizados para explorar el terreno y reconocimiento del sexo. El aguijón del último segmento tiene una base bulbosa y una púa curvada que inyecta el veneno y presenta un color marrón claro.

Como dimorfismo podemos observar que la hembra tiene un tamaño mayor y más corpulenta que el macho.

Hábitat

Es de hábitos nocturnos, de día suele quedarse escondido bajo las piedras de los lugares más cálidos, como por ejemplo los matorrales. Normalmente activo en los meses de más calor, suele frecuentar las zonas áridas y pedregosas, rehuyendo por lo general las zonas húmedas (posee un cierto fototropismo). Se distribuye por el sur de Francia, Península Ibérica y norte de África.

Alimentación

Se alimentan de insectos (escarabajos, tijeretas, grillos, cucarachas, langostas y larvas),  arácnidos, miriápodos…

Reproducción

Ejecutan una danza de apareamiento compleja, el macho sujeta las pinzas de la hembra, retrocediendo y avanzando, frotan sus quelíceros, luego el macho deposita una bolsa de esperma en el suelo, que es posteriormente recogida por la hembra, la cual incuba a sus crías dentro del tracto reproductor.  Después de algunos meses (de 10 a 11 meses) nacen y pueden tener de 70 a 100 crías, que con tan solo unos pocos milímetros de largo, trepan sobre el dorso de la madre donde permanecen hasta pasar la primera muda.

Su picadura…

no resulta mortal para el hombre, pero si muy dolorosa, y puede producir edemas y ampollas en el lugar de la picadura, así como lipotimia, fiebre y vómitos. Puede ser más peligrosa en ancianos, niños pequeños y personas alérgicas.

Como curiosidad…

los escorpiones más grandes suelen devorar a los más pequeños.

 

Este artículo también se publicará en la revista: http://losporquesdelanaturaleza.com/el-escorpion-de-languedoc/

 

Artículos Relacionados

5 Comentarios

  1. WilliamBit
    15 junio, 2015 at 8:27 pm - Reply

    Can you tell us more about this? I’d like to find out some additional information.
    Legendario.

  2. Emily
    8 mayo, 2016 at 12:18 am - Reply

    There are thousands of targeted website viewers ready to view your website, get started for free today: http://sirrico.net/yourls/p7j6

  3. Bubba
    8 octubre, 2016 at 5:36 am - Reply

    At last! Someone with the insight to solve the prlmoeb!

Deja un comentario