Pieris rapae

Pieris Rapae, comúnmente conocida como “ blanquita de la col”, debido a la atracción de sus orugas por la col,  es un insecto lepidóptero de la familia Pieridae, una mariposa diurna que puede ser la más dañina de todas, debido a que su oruga destruye coles y otros cultivos de crucíferas convirtiéndose en importantes plagas.

Hábitat

Su hábitat se extiende por toda Europa, norte de África y Asia. También ha sido introducida accidentalmente en América del Norte, Australia y Nueva Zelanda. Está presente también en las Islas Azores y en las Islas Canarias a excepción de Lanzarote y Fuerteventura.

Prefiere lugares abiertos en todos los hábitats de bosques, prados, montañas, zonas próximas a las áreas urbanas, en huertos, escombreras y muy común verlas en jardines.

Alimentación

Se alimentan principalmente de crucíferas (coles), y en menor medida caparidáceas, tropeoláceas, resedáceas y quenopodiáceas. Las orugas de la primera generación se alimentan mayormente de plantas silvestres, pero las de la segunda emigran a zonas de cultivo.

Descripción

Sus alas delanteras miden 3 cm. El macho tiene el anverso de color blanco, con el ápice del ala anterior gris oscuro y una mancha o punto negro en la cara superior del ala anterior, pero también puede no presentar dicha mancha, y el ala posterior es más gris amarillenta. La hembra tiene dos manchas negras en la cara superior del ala anterior. Las manchas oscuras son mucho más grises en la 1ª generación. Las orugas son de color verde mate y con una línea longitudinal fina de un tono amarillento y con unos puntitos muy pequeños de color negros a lo largo de todo el cuerpo. Poseen quetas suaves, finas y pequeñas

Ciclo de vida

Poseen hasta tres generaciones anuales, donde la tercera es siempre incompleta. En primavera, las hembras depositan sus huevos de color amarillo anaranjado sobre el envés de las hojas de crucíferas silvestres. Tras 15 días, aproximadamente, de incubación, las jóvenes orugas salen del huevo y devoran las hojas. En las primeras fases larvarias forman grupos, pero más tarde se dispersan. En la última fase larvaria, dejan de comer y abandonan las plantas de las que se alimentan para metamorfosearse sobre un sustrato al aire libre, antes de transformarse en mariposa tres semanas más tarde. Las hembras de la segunda generación hacen su puesta a finales de julio bajo las hojas de la col. Las puestas tardías dan orugas que pueden vivir hasta las primeras heladas. El estadio de crisálida dura unos quince días, con una presión atmosférica normal, y 9 días si son presiones bajas. Como conclusión, las mariposas de la primera generación se ven en primavera, mientras que sus orugas se ven a comienzos de otoño. Las de la segunda en pleno verano, y sus orugas a finales de la primavera, y las de la tercera en otoño, mientras que sus orugas se ven al final del verano. Las mariposas de las distintas generaciones se diferencian por la formación de manchas oscuras y por su grado de escamación.

Curiosidades

Las orugas se ponen a la defensiva con vibraciones sonoras, y ésta se agarra a un tallo con la parte posterior de su cuerpo, y agita en todas las direcciones su parte anterior libre, escupiendo un líquido venenoso.

Sus puestas son difíciles de detectar en el envés de las hojas. Cuando las larvas son muy pequeñas, el daño en las hojas suele ser de poca importancia.

Como todas las pieris, vuelan también despacio y revoloteando, sólo consiguen 9 aletazos por segundo.

Cuando se alimentan de la col, lo hacen sobre todo del corazón de la col, mientras que la mariposa de la col ( P. brassicae), lo hace desde el exterior al interior de la col.

Artículos Relacionados

Un comentario

  1. Janai
    8 octubre, 2016 at 5:28 am - Reply

    If you’re reading this, you’re all set, paerndr!